Autoconfianza

Ernst Bloch, el filósofo autor de El principio espeanza, dice que acicalarse es algo a lo que se aprende fácilmente. A ponerse guapo o guapa delante del espejo todo el mundo aprende porque queremos causar una buena impresión. Sin embargo, si sólo dedicamos importancia al maquillaje, de alguna forma a lo exterior, nos habremos convertido en una simple mercancía.

Lo importante de una persona es lo que es en sí misma, y no lo que tiene. Es decir, lo que no pueden quitarle. Piensa en aquellas coas que son intrínsecas a ti, lo que tú eres en esencia. Yo, por ejemplo, puedo ser un buen profesional en mi trabajo y por ello haber conseguido comodidades y riquezas. Yo puedo ser un gran cirujano y trabajar para un importante hospital; gracias a los beneficios de mi trabajo tengo un coche de lujo, una gran casa, etcétera, etcétera. No debe preocuparme si por alguna circunstancia el hospital cerrara o por cualquier otra causa ajena a mí me quedara sin trabajo. Soy cirujano, soy un gran cirujano y la seguridad económica no depende del hospital ni de nadie más que de mí mismo. Puedo irme a otro hospital, a otra ciudad o incluso puedo funda mi propio hospital. La autoconfianza tiene que ver con la seguridad en uno mismo. La seguridad, en el trabajo, en la pareja o en cualquier otra faceta de la vida no puede ser trasladada a otra persona o otra cosa. Tu seguridad no puede depender de que tengas un coche imponente, o seas el gerente de una empresa o seas muy atractivo a atractiva porque todas esas cosas cambian. Recuerda que no puedes convertirte en una mera mercancía. Quizá mañana no puedas permitirte ese coche, te despidan de la empresa o con lo años (esto es seguro que ocurrirá) dejes de ser tan atractivo o atractiva. ¿Qué ocurrirá entonces?

La autoconfianza debes generarla tú mismo a través de un conocimiento de tu persona, de tus posibilidades, tu inquietudes, tus miedos, tus debilidades… Debes conocerte a ti mismo y saber dónde hay que esforzarse por ser mejor, trabajar por conocer cuáles son verdaderamente tus objetivos, lo que de veras te importa. Sólo así generarás confianza en ti mismo